Los pacientes ingresados en las UCI quieren decidir

Posted on 10/07/2012 por

0



El ingreso en una Unidades de Cuidados Intensivos es una experiencia
estresante y disruptiva para las personas implicadas, especialmente los pacientes, que en un 20% de los casos presentan ansiedad y en un 23-27% depresión, y sus familiares, en los que el porcentaje de ansiedad se eleva a un 76% y el de depresión a un 42-60%. La investigación realizada por la Universitat Jaume I con el fin de desarrollar programas de prevención e intervención que mejoren el bienestar y calidad de vida de estas personas, revela además discrepancias importantes entre ambos a la hora de decidir quién debe tomar las decisiones sobre la persona ingresada, de forma que los pacientes creen que les corresponde a ellos seguidos por el psicólogo y el médico y dejando en último lugar la opinión de la familia; mientras que los familiares consideran que ellos deben tener un papel más relevante que el médico y dejan en último lugar al propio paciente.
Estos datos son el resultado de la tesis doctoral defendida por B. Gil-Juliá este martes 10 de julio de 2012 que lleva por título “Afectación emocional asociada al ingreso en una Unidad de Cuidados Intensivos”, una tesis dirigida por Rafael Ballester, profesor titular del Departamento de Psicología Básica, Clínica y Psicobiología y Ricardo Abizanda, exjefe de servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Castellón. Se trata de la primera tesis interdisciplinar que se presenta desde que se constituyó la nueva Facultad de Ciencias de la Salud y es un producto de la investigación psicológica en el contexto sanitario. Las Unidades de Cuidados Intensivos presentan características diferenciales que junto a la gravedad médica del paciente pueden contribuir a que el ingreso en las mismas constituya una experiencia estresante y disruptiva para las personas implicadas. Desde este marco esta investigación en líneas generales se ha centrado en el análisis de la realidad subjetiva asociada al ingreso en una UCI, valorando el  grado de afectación psicológica de los pacientes y sus familiares asícomo el posible papel modulador de distintos factores en dicha afectación. El aspecto mejor valorado de la estancia en UCI por parte de los pacientes ha sido la atención médica y los peor valorados, la falta de silencio y las escasas posibilidades de distraerse. El dolor, estar encamado todo el día y no poder estar con los familiares más cercanos han sido identificados como los principales estresores
Anuncios